SARDINAS

Nombre científico: Sardina pilchardus. Características: Pez alargado, cilíndrico en sección transversal, con vientre liso desprovisto de quilla. Escamas grandes, delgadas y ligeramente descendientes (cabeza sin escamas). Coloración del dorso verde azulado, cara ventral plateada. Longitud máxima 25 cm, habitualmente entre 13 y 16 cm. Hábitat y modo de vida: Gregaria, forma bancos de considerable tamaño, sobre todo en verano, cuando migran hacia el norte y las proximidades de la costa en busca de alimento. En otoño se desplazan hacia el sur para pasar el invierno en capas más profundas del agua. El periodo reproductor tiene lugar desde comienzos del otoño hasta finales del invierno en el Mediterráneo y en el Atlántico todo el año. Distribución: Atlántico oriental desde las costas de Noruega hasta las islas Canarias; en el Mediterráneo es más abundante en la cuenca occidental. Pesca: En el Mediterráneo noroccidental supone alrededor del 40% de las capturas, lo que da cuenta de su importancia comercial. Se pesca con redes de cerco y de deriva, principalmente durante la noche, atraída por luz artificial. También se capturan con redes de arrastre. Se consume fresca, ahumada o enlatada.

LA FESTIVA AMBIGÜEDAD DEL CARNAVAL: El entierro de la sardina es una de las ceremonias que marcan el final del Carnaval, o mejor dicho, su muerte. Celebración muy presente en la geografía española, encierra tras de si una difícil lectura desde una óptica racional. Tradicionalmente lo que se enterraba no era una sardina, sino la mitad de un cerdo cortado en canal que adquiría la forma de una enorme sardina, y el juego de oposiciones formales y simbólicas entre lo "magro", la privación, y lo "graso", el exceso, se establecía como la instauración de una contradicción, una ironía. Se nombraba la sardina, pero se entendía el cerdo: un último recurso para prolongar el Carnaval con el disfraz de la palabra. Seguramente la media verdad de esta sardina, que era en realidad la mitad de un cerdo, atenuaba la tristeza del adiós a la fiesta. Por otro lado si se toma al pie de la letra la expresión del "entierro de la sardina" se propicia la idea de un apoteósico triunfo del Carnaval sobre la Cuaresma: el mismo día que debe comenzar ésta culmina el triunfo de lo "graso", cuando precisamente debía desterrarse... Probablemente haya que ir a la auténtica esencia de esta fiesta pagana para desentrañar el galimatías: en Carnaval nada es lo que parece, y además, de eso se trata.

Videos

 

Recetas

http://www.hogarutil.com/cocina/recetas/pescados-mariscos/201104/sardinas-rellenas-provenzal-3448.html
http://webosfritos.es/2009/10/milhojas-iv-las-sardinas-que-no-amaban-los-olores/
 

Bibliografía

Peces de mar de la península ibérica, Jordi Corbera, Ana Sabatés y Antoni García-Rubies. Editorial: Planeta.

Peces de mar, Claus Militz y Fritz Wendler. Editorial: Blume.                                        

El último carnaval, de Victor I. Stoichita y Anna María Cordech. Editorial: Siruela.