PERCEBES

Nombre científico: Pollicipes pollicipes. Características: Crustáceo que ha evolucionado hasta perder su movilidad. De morfología singular presenta dos partes bien diferenciadas, la parte superior o "uña" y la inferior o pedúnculo. El color del pie es negro mientras que la uña, formada por placas calcáreas, es blanco grisáceo. Longitud máxima de 12 cm, habitualmente de 5 (talla mínima) a 10 cm. Hábitat y modo de vida: Viven fuertemente fijados en zonas rocosas expuestas a gran oleaje, en franjas intermareales. Se agrupa formando colonias con un gran número de individuos (hasta 6.000 por metro cuadrado). Se alimentan de plancton. Periodo de reproducción desde marzo hasta septiembre u octubre. Distribución: Costa atlántica de Galicia y el Cantábrico hasta Francia. También abundante en el Atlántico, centro y este, zona de Marruecos y Portugal. Pesca: Se recolecta a pie en la zona intermareal por medio de unas "rasquetas" o "rapas". Se trata de una actividad peligrosa por los lugares de costa accidentado por donde se mueven y las olas que rompen en los lugares de recolección (ver video de los percebeiros).

¿EL TAMAÑO IMPORTA?: Frente a esta clásica dicotomía, especialmente arraigada entre las obsesiones masculinas, podemos decir sin temor a equivocarnos, que en el caso del berberecho sí, el tamaño importa. De un complejo y curioso modo de reproducción, empezaremos informando que a falta de un sistema reproductor, tiene dos. Es, por tanto, una especie hermafrodita que localiza el sistema masculino (compuesto de dos testículos y un pene) en la parte superior (uña) y el femenino (con dos ovarios) en el pedúnculo. Sin embargo, no se auto fecunda como suele ser habitual en otras especies hermafroditas. Ejercitan lo que se llama una fecundación cruzada, es decir, yo te fecundo a ti y otro me fecunda a mi (o yo te fecundo a ti y tú me fecundas a mí). En esta cama redonda, el percebe que actúa como macho fecunda al que lo hace como hembra mediante la inserción de un largo filamento (pene, para entendernos) que se estira hasta la hembra y deposita los espermatozoides en las cercanías de la entrada del oviducto. Queda por tanto más que justificada la importancia del tamaño en el percebe. Aunque bien es cierto que no le queda más remedio, puesto que no puede arrimarse.

Videos

Recetas

http://www.lacasadelpercebe.com/cms.php?id_cms=6
 

Bibliografía

http://www.mercadosmunicipales.es/uploads/pescados/Percebe.pdf