LANGOSTA

Nombre científico: Palinurus elephas. Características: Crustáceo decápodo de cuerpo robusto dividido en dos partes bien diferenciadas, el cefalotórax y la cabeza. Caparazón de forma cilíndrica. Las dos patas más cercanas a la boca se han transformado en dos antenas. Coloración entre el rojo y el violeta con manchas amarillas dispuestas simétricamente sobre el abdomen. Longitud máxima 50 cm, habitualmente entre 25 y 40 cm. Hábitat y modo de vida: Vive en fondos rocosos o zonas de acantilados entre los 150 y los 600 m de profundidad, aunque lo más frecuente es encontrarlas entre los 400 y 500 m. Más cerca de la costa durante el verano. Hábitos nocturnos, permanecen ocultas durante el día. Se reproducen cada dos años, normalmente en verano y son de crecimiento lento. Distribución: océano Atlántico, incluido el canal de la Mancha y las costas holandesas, y en el Mediterráneo, excepto en algunas zonas orientales. Pesca: Técnicas más empleadas las nasas langosteras, en menor medida arrastre, trasmallo o arte de enmalle.

LAS ANTENAS DE LA LANGOSTA: Prima del bogavante, ambas especies tienen mucho en común: familia zoológica, similar tamaño, peso, forma... sin embargo existe una parte característica de la fisionomía que no comparten. El primer par de patas del bogavante (como en muchos parientes decápodos), se han transformado evolutivamente en pinzas. Con ellas trituran y atenazan si se trata de cazar y alimentarse, pero también es un recurso a la hora de defenderse de sus depredadores  (todos podemos imaginar porque los venden y comercian con las pinzas atadas). La langosta, sin embargo,  ha transformado estos apéndices en antenas. Dirá el bogavantista que donde estén unas poderosas tenazas que se quiten las débiles antenas... sin embargo las antenas de la langosta son mucho más que dos simples patas que crecieron más de la cuenta. Con ellas se orientan en sus curiosas migraciones (ver video) en las que en  invierno descienden a grandes profundidades. Son peregrinaciones en fila, en las que también dan otro uso a la antena: la langosta que va detrás, va protegiéndole el abdomen (su parte más vulnerable) con las antenas a la que la precede. También les sirven para "oler" las sustancias químicas en el agua. Por último, en su actividad, principalmente nocturna, utilizan sus antenas para explorar el terreno.  Orientarse, defenderse, oler, explorar...  ¿puede decir el bogavante lo mismo de sus toscas tenazas?  

Videos

 

Recetas

http://www.mis-recetas.org/recetas/show/634-langosta-gratinada
http://www.gastronomiaycia.com/2010/04/17/receta-de-caldereta-de-langosta-menorquina/
 

Bibliografía

http://www.mercadosmunicipales.es/uploads/pescados/Bogavanteylangosta.pdf

Investigaciones ecológico-pesqueras de la langosta, Alejandro Moreno y Liliana Betancourt. Editorial: INTEC.

www.amarisco.com/Langosta/index.html